El PP tampoco resuelve el ‘sudoku’ de la financiación

[Artículo publicado originalmente en Público]

Rajoy no logra que sus barones territoriales defiendan una misma postura

Y. GONZÁLEZ / P. HORRILLO | Madrid / Barcelona | 14/08/2008 | 21:46 

El PP considera que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha provocado “un lío importante” en torno a la financiación autonómica. Así lo expresó ayer Ana Mato, vicesecretaria de Organización de los conservadores. Mato también señaló que, como consecuencia de este debate, los socialistas están “absolutamente divididos”, en alusión a los roces entre el Gobierno y el PSC. Pero, ¿tiene el PP una postura unitaria en esta cuestión? ¿Defienden lo mismo en Madrid que en Mérida, en Valencia que en Valladolid? La respuesta es no. Y eso que Mariano Rajoy no ha ahorrado esfuerzos para que su gallinero no se alborote en exceso.

Documento unificador

Rajoy se reunió el pasado 29 de julio en San Millán de la Cogolla (La Rioja) con los presidentes autonómicos del partido y presentó un decálogo con las bases para la reforma del modelo de financiación. El documento no contiene ninguna propuesta concreta, sólo una larga lista de los factores que se deben tener en cuenta para “garantizar la suficiencia financiera de las Comunidades Autónomas”. ¿Y cuáles son esos factores? Muy fácil. Todos. Desde la población a los cambios demográficos, de la insularidad a la dispersión geográfica. Y así todos contentos. Pero la paz aparente ha durado poco. Quizá porque cada comunidad tiene una realidad bien distinta e intereses contrapuestos.

Hace dos días, Madrid y Valencia se sumaron a Catalunya a la hora de pedir una nueva financiación autonómica que tenga como principal eje el crecimiento demográfico que han experimentado.

Francisco Camps, presidente de la Generalitat Valenciana, llegó a decir que no hacerlo supondría recortar “de cuajo” un 10% de las políticas sociales. Por su parte, Antonio Beteta, el consejero de Economía de la Comunidad de Madrid, pidió que se igualaran los recursos por habitante argumentando que mientras que la capital recibe 1.964 euros por persona, Extremadura obtiene 2.791 euros, un 42% más.

Argumentos dispares

Las declaraciones de Beteta no han sentado nada bien a los conservadores extremeños. Fuentes próximas a la dirección del PP en Extremadura creen que “hay unas comunidades que deben tener ciertas compensaciones para que haya más igualdad entre todos los españoles”. Por su parte, la Junta de Castilla y León se ha pertrechado de argumentos que están en las antípodas de sus compañeros valencianos y madrileños.

El Ejecutivo de Juan Vicente Herrera afirma, apoyándose en un estudio elaborado por la Universidad de Valladolid (UVA), que Catalunya y Madrid están sobrefinanciadas entre un 10 y un 12% y que debe rebajarse el peso del factor población. El único consuelo para Rajoy es que no gobierna y no es él quien tiene resolver el sudoku de la financiación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *