Pelos mutantes con poderes

["Expediente H" es una sección del programa La Plaza en Llamas]

Aunque no quiero que “Expediente H” sea meramente un espacio de análisis de anuncios, lo cierto es que siempre me han irritado los mensajes que nos llegan desde la publicidad de forma machacona. Prometo que intentaré incluir otros elementos 🙂

Hoy quiero compartir con vosotros dos campañas publicitarias de dos marcas de champú: por un lado, TRESemmé (ese de “el champú de las peluquerías”) y por otro H&S (que no debemos olvidar que significa “cabeza y hombros” y que surgió como un champú anticaspa de la multinacional Procter & Gamble con ese bonito slogan: “para que la gente te mire a la cabeza y no a los hombros”).
El primero de los anuncios tiene algunos meses pero el segundo lo vi ayer por primera vez. Vamos a verlos y lo comentamos…

“Después de una sesión en la peluquería sientes que puedes con todo”.

“El pelo brillante de una chica le dice al mundo que puede con todo”.

Cuando escucho las frases “Después de una sesión en la peluquería sientes que puedes con todo” y “El pelo brillante de una chica le dice al mundo que puede con todo” me entran ganas de gritar. ¿Acaso alguien con el pelo limpio o con las puntas sin estar abiertas adquiere algún superpoder que desconozco?

Suena ridículo cuando lo analizamos, pero es otro mensaje “bomba” dirigido, en este caso, exclusivamente a las mujeres: “para poder con el día a día, para poder con todo, tienes que utilizar este producto ¡¡PARA LAVARTE LA CABEZA!!”. Condicionan la capacidad de una mujer a enfrentarse a la vida a que tenga el pelo limpio… Sin palabras.

Y un segundo mensaje: “tú tienes que poder CON TODO”. ¿Por qué? ¿Por qué tenemos que ser las mujeres (o los hombres) TODOPODEROSAS? Es otro mensaje perverso, cargado de aparente buenismo. Hay ciertos mantras de la sociedad capitalista que no nos cuestionamos: uno es que “crecer por crecer” tiene un significado positivo (no hablo del crecimiento natural de los seres vivos sino del económico) y otro es que una persona debe “poder con todo”, que no deja de reforzar las ideas de individualismo atroz y competitividad con las que hemos crecido.

Yo creo que, puestos a decir estupideces, mejor hacerlo con un tono cachondo en el que directamente nos digan que con el champú X tendremos unos pelos mutantes con poderes 😀

Actualización

Tal y como me ha recordado Marmota Sans (@Marmota_Maligna), hay un anuncio de Rexona con mensaje perverso sobre mujeres “todopoderosas”.

El texto de la publicidad de este desodorante es el siguiente:

“Las mujeres son fuertes. Fuertes sin excepción. Y las mujeres fuertes no temen transpirar”.

3 comentarios

  1. La seducción es tan solo una parte (¿importante?) a tener en cuenta para una comunicación exitosa. Lo malo es que se trata como si fuera la fundamental; lo de “la primera impresión es lo que cuenta” llevado al máximo… Pocos son los que no caen, y les viene bien estos toques de atención.

  2. Nunca he tenido la costumbre de gastar dinero extra en cosméticos ni peluquería. Mi capacidad de seducción y de comunicación no depende de eso en absoluto.
    Las mujeres domos las que hacemos la compra. Eso es así. Por eso somos el destino y el objeto de cualquier campaña publicitaria.
    Estos anuncios y muchos más son el resultado de: MACHISMO+CONSUMISMO

  3. ¡Basa tu autoestima en tu aspecto físico y en ser capaz de gestionar correctamente todas las demandas estresantes, mujer!
    Recetaza para la salud mental.
    Ay.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *